• CACEL

¿Qué esperar de 2021 según The Economist? Una bajada a la realidad local



Por María Inés Scala – Consultora de Prensa de CACEL


La pandemia de COVID ha significado un evento tan disruptivo que todas nuestras rutinas se han visto alteradas. Es más, los cambios son tan profundos que muchos hablan de una “nueva normalidad”, distinta de la que supimos conocer.

Este es el momento de los analistas y de todos aquellos que, desde una perspectiva multidisciplinaria, están adelantando tendencias con la pretensión de “iluminar” el camino de quienes toman decisiones.

La prestigiosa revista británica The Economist consultó a 50 expertos sobre lo que se viene para 2021. De las 20 tendencias relevadas, algunas son relevantes para el sector de la industria naval liviana y la náutica.

Tendencias Mundiales:

  • Las decisiones vinculadas al ocio y al turismo por placer regresarán fortalecidas, pero con fuerte presencia de la tecnología a la hora de informarse, contratar servicios y comprar bienes.

  • De ahí que las empresas que no inviertan al menos 10% en nuevas tecnologías desaparecerán.

  • La interacción es la base del entretenimiento a futuro, descubriendo y recibiendo información de manera más dinámica, a través de redes sociales y de distintas plataformas. Compartir experiencias y generar emociones, es la consigna actual para estimular ventas.

  • El retorno a la valoración de la naturaleza. Lo vivido en pandemia estimula la necesidad de tomar contacto con espacios verdes y naturales.

A lo global, se suman cuestiones de coyuntura local:

  • El tipo de cambio imperante disminuye la propensión a gastos en el exterior.

  • El turismo al extranjero será menor por temor a contagios.

  • El turismo doméstico prevalecerá.

  • Nuestro país, con sus lagos y costas, tiene una oferta muy atractiva. La práctica de actividades al aire libre y náuticas son percibidas como libres de contagios y en un ámbito seguro.

En suma, estas tendencias pueden alimentar esperanzas y hacer prever, con los ajustes estratégicos oportunos, un buen año para el sector si se superan los limitantes económicos y los desafíos locales de importación y abastecimiento de piezas e insumos.

El tiempo dirá. Afortunadamente, los hacedores de este sector ya tienen la piel curtida y su mayor virtud es la capacidad de adaptación a escenarios complejos.


4 vistas